Desastres Naturales



El término desastre hace referencia a las enormes pérdidas humanas y materiales ocasionadas por eventos o fenómenos como los terremotos, inundaciones, deslizamientos de tierra, deforestación, contaminación ambiental y otros. Los fenómenos naturales, como la lluvia, terremotos, huracanes o el viento, se convierten en desastre cuando superan un límite de normalidad (threshold, en inglés), medido generalmente a través de un parámetro. Éste varía dependiendo del tipo de fenómeno Magnitud de Momento Sísmico (Mw)(escala de Richter para movimientos sísmicos, escala Saphir-Simpson para huracanes, etc.).
Los desastres son causados por las actividades humanas, que alteran la normalidad del medio ambiente. Algunos de estos tenemos: la contaminación del medio ambiente, la explotación errónea e irracional de los recursos naturales renovables como los bosques y el suelo y no renovables como los minerales, la construcción de viviendas y edificaciones en zonas de alto riesgo. Los efectos de un desastre pueden amplificarse debido a una mala planificación de los asentamientos humanos, falta de medidas de seguridad, planes de emergencia y sistemas de alerta provocados por el hombre se torna un poco difusa.
A fin de la capacidad institucional para reducir el riesgo colectivo de desastres, éstos pueden desencadenar otros eventos que reducirán la posibilidad de sobrevivir a éste debido a carencias en la planificación y en las medidas de seguridad. Un ejemplo clásico son los terremotos, que derrumban edificios y casas, dejando atrapadas a personas entre los escombros y rompiendo tuberías de gas que pueden incendiarse y quemar a los heridos bajo las ruinas.
La actividad humana en áreas con alta probabilidad de desastres naturales se conoce como de alto riesgo. Zonas de alto riesgo sin instrumentación ni medidas apropiadas para responder al desastre natural o reducir sus efectos negativos se conocen como de zonas de alta vulnerabilidad. Los principales institutos que abordan esta disciplina son el International Institute for Applied Systems Analysis (IIASA) de Austria, el ProVention Consortium, el Earth Institute de la Universidad de Columbia, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) en México, y la Universidad de Kobe en Japón, así como organismos de la ONU como el OCHA (Cooperación para Ayuda Humanitaria), el ISDR (Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres), así como oficinas especiales en el Banco Mundial, la CEPAL y el BID. (Wikipedia).












Residuos, Escasez de Agua Potable, Aguas Torrenciales, Climatología Adversa, Falta de Energía, Espacios Naturales degradados, Sostenibilidad, Falta de medios de transporte, Territorios Contaminados, Incendios, Biodiversidad y Biotecnología son los problemas tanto ambientales como los desastres naturales a los cuales nos enfrentamos todos los días.
Que será más necesario el Medio Ambiente al servicio de la Economía o el Medio Ambiente al servicio de la Salud. Recientes informes señalan que los desastres naturales crearon más refugiados que las guerras y los conflictos, asimismo se indica una disminución de la fertilidad de los suelos, la sequía, las inundaciones y la deforestación obligaron a 25 millones de refugiados ecológicos a abandonar sus tierras y a instalarse en comunidades vulnerables de ocupantes ilegales en ciudades de rápido crecimiento. Los refugiados ecológicos representan el 60% de los refugiados en el mundo.
Según las cifras, que podrían calificarse de tenebrosas dan cuenta que un 96% de todas las defunciones por desastres naturales se producen en países en desarrollo; mil millones de personas viven en barrios de tugurios espontáneos en todo el mundo y de 40 de las 50 ciudades de más rápido crecimiento están ubicadas en zonas sísmicas y otros 10 millones de personas viven bajo la amenaza de constantes inundaciones.
Para más información pincha AQUÍ

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...