Educación… no es una opción, es un deber de TODOS.

En estos tiempos modernos, donde las horas transcurren de manera vertiginosa, es casi imposible para los padres observar y vivir los cambios de sus hijos, los cuales crecen en mente y en cuerpo, con un gran cúmulo de ideas insospechadas por los adultos; el día a día, los avances tecnológicos y el mismo hecho del arduo trabajo que ha llegado a ocupar un espacio significativo de los adultos, responsables de la verdadera educación de sus hijos. Vale la pena preguntarnos ¿estamos preparados para educar verdaderamente a nuestros hijos?...



Estos niños, niñas, jóvenes y adolescentes están formándose con alguien que los “CUIDA”, y su mentalidad es tan ágil y tan abierta a la información que les brinda el medio, tanto así que las expresiones dejan atónitos a quienes a su alrededor logramos escucharlas; algunos se expresan con mucha elocuencia y mucha fluidez verbal, con conocimientos muy avanzados para la edad en la que se encuentran; otros por el contrario tienen un vocabulario enriquecido en palabras, expresiones soeces y pensamientos que asombrarían a los más vulgares de nuestra época. En todos los casos que conozcamos, debemos darnos cuenta que hay un factor en común, su eje, su núcleo, su fortaleza está presente a medias o por el contrario brilla por su ausencia…“la figura materna y paterna”. ¿Estás seguro de dejar tu responsabilidad, tu función como padre a terceras personas?...
Somos o no todas las personas adultas responsables de la educación de todos nuestros niños, niñas, jóvenes y adolescentes? Muy seguramente responderemos que sí, pero lo estamos haciendo, sin importar que no sea tu hijo?; somos o no ejemplo a seguir? Realmente damos ejemplo?; muchas personas piensan y creen que corregir es sinónimo de traumatizar, pero si no educamos al niño de hoy, que pasara con el adulto del futuro…me sobrecoge una gran incertidumbre, un desasosiego al observar como muchos adultos permiten y toleran la falta de respeto y educación de muchos niños, niñas, jóvenes y adolescentes, so pretexto de estar “en la onda”.



Son tiempos difíciles para la educación y sin ese elemento de sinergia de los padres aún más; nos preguntamos ¿por qué?, muy sencillo pero a la vez complicado, porque nunca estamos en casa, no hay el tiempo ni siquiera necesario para compartir con ellos…entonces sabemos que hacen cuando están solos?, con quienes se relacionan cuando no estamos? Y la más importante lo conoces realmente, sabes sus necesidades afectivas y emocionales???.

Hoy, padre, madre de familia, tíos, abuelos, hermanos mayores y todo adulto responsable, los invito a que con nuestras acciones y actitudes SEAMOS EJEMPLO para todas las presentes y nuevas generaciones y no olvidar que a nuestro alcance está el poder corregir, educar, alinear, aconsejar y formar seres integrales tanto en conocimientos como en valores, que los ayudarán a ser personas de bien en el futuro.

Recordemos que es en la FAMILIA donde el niño se educa y adquiere los valores morales que lo guiarán en la vida, y que TODOS NOSOTROS aportamos elementos constitutivos en la formación como seres humanos y como personas de los niños, niñas, jóvenes y adolescentes; por tal razón debemos estar conscientes y tener siempre en cuenta que “EL PRINCIPIO DE LA EDUCACIÓN ES PREDICAR CON EL EJEMPLO” (Turgot).


Por un mundo mejor…. Apostemos a la EDUCACIÓN

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...